Memoria infinita

https://es.aliexpress.com/item/4001217873190.html

Parece ser que en Aliexpress ya hay PCs de refrigeración pasiva (véase The Scooter Computer de Jeff Atwood) con 64gb de RAM.

Son unos 750€; 32gb salen sobre los 500€. Súmese el canguelo (y potenciales problemas) de gastarse una cantidad significativa de dinero en importar algo desde tan lejos.

Pero sería un laboratorio bastante potente para experimentar. El servidor más o menos equivalente en Hetzner va a 40€/mes (y si uno va por subasta, no hay inversión inicial). Falta investigar la opción tienda local, eso sí.

Me he quedado sin carné

Aunque admiro profundamente a Jackie Chan, debo confesar que no conozco muy bien su filmografía. Pero es de juzgado de guardia no saber que Los Supercamorristas está filmada a la vuelta de la esquina.

Muerte por monocultura

No sé cuánta pasta habrán sacado los que consiguieron controlar un puñado de cuentas de tuiteros de alto alcance, pero creo que está claro que Twitter (y Facebook, Instagram, etc.) son un blanco muy jugoso.

Con todo el mundo enganchado a un puñado de redes sociales, el impacto de una brecha de seguridad en estas es mayor que en otros muchos blancos. No, probablemente no nos van a robar dinero directamente como si robasen un banco, pero si ya es preocupante el uso de la influencia de estas plataformas por parte de las compañías que las controlan, bajo el escrutinio de gobiernos y grandes empresas(1), ¿cuán preocupante es cuando asumen el control agentes declaradamente malignos?

Ciertamente Twitter puede permitirse mucha mejor seguridad que la que me puedo permitir yo en este blog, pero ¿cómo funcionan los números de coste/beneficio cuando resquebrajar un poquito Twitter te permite suplantar de un plumazo las publicaciones de algunas de las personalidades con más alcance del mundo?

Es especialmente flagrante cuando esta monocultura letal es innecesaria. Estuvimos ahí rozando con los dedos una época en la que todo tenía RSS y la muerte de Google Reader tuvo un impacto significativo en el mundo. Aún a día de hoy muchos medios disponen de RSS (aunque los medios de noticias generalistas en general, no) y es razonablemente fácil meterse en el mundillo (Feedly gratis hasta 100 fuentes de RSS. Yo soy un exagerado y tengo 106 fuentes vivas en mi Miniflux).

Quizá el fediverso, la IndieWeb o lo que sea esta semana aún no están listos del todo para reemplazar las redes sociales cerradas por un hermoso mundo distribuido y federado (yo, que tengo bastante obsesión por estos temas, aún no lo veo del todo claro para uso propio y aún estoy lejos de tener una recomendación para uso en general), pero hoy mismo se pueden dar pequeños pasos en la buena dirección

(1) ¿Qué le da más insomnio a Zuck? ¿Los monstruos gigantes pero lentos que son los gobiernos o que Coca-Cola decida retirar su publicidad de Facebook?

Viernes de seguimiento

Dentro de mis planes para reconquistar al mundo… Un poco de contenido que podéis añadir a vuestro (¿nuevo?) lector de RSS…

  • The Universe of Discourse, el blog Mark Dominus, que ahora descubro que aparentemente es conocido por un libro de programación funcional para Perl. Aunque su verdadera joya es Content-Type: text/shitpost. Todo son curiosidades que divagan entre la matemática, literatura y historia.
  • dangermouse.net, el blog de David Morgan-Mar. Un clásico de los webcómics, sobre todo por Irregular Webcomic!, hecho con Lego desde tiempos inmemoriales. Quizá es mejor seguir sus webcómics, pero hace un post diario en su blog con sus vivencias y enlaces a los webcómics del día.
  • Fabien Sanglard’s Website, del autor de esos libros cojonudos sobre la implementación de los primeros juegos de id Software. Postea poco, sobre todo artículos sobre gráficos de videojuegos.
  • jwz, el blog de JWZ. Un sr. muy raro que postea cosas muy raras. Pero claro, qué se podría esperar del autor de XScreenSaver y contribuidor histórico de XEmacs y Netscape Navigator.
  • otro blog más, el blog de mi hermano, otro que debería tuitear menos y escribir más.

Noticiarios y Documentales

Muchos lloran la muerte de Google Reader, pero yo lloro más la estúpida muerte de Google News en España.

Google News, que sigue operando fuera de España, agrega noticias de diversos medios, las categoriza y aglutina (es decir, presenta una misma noticia de varios medios como una, enlazando a las “variantes”). Además, proporciona bastantes feeds RSS.

Pero aunque a uno le guste considerarse ciudadano del mundo, ciertamente es práctico incluir la geografía en la ponderación de la importancia de una noticia, y además los feeds de RSS de Google News no acaban de funcionar bien en mi lector de RSS actual.

Mi gran esperanza es algo como Scroll, con los que Mozilla estaba maquinando. Mi ideal es poder construirme RSS de las temáticas de noticias que me interesen y poder leerlas cómodamente (quizá porque el cuerpo de la noticia entero está en el RSS, aunque me atraía la idea de la agregación de Google News y poder escoger qué medios leer para cada noticia). Creo que tampoco me importaría pagar para poder leer según qué contenidos y no tener que soportar tormentas de anuncios que doblegan al navegador (vale, AMP puede ser maligno, pero…).

Lo podéis llamar el Spotify de las noticias o como queráis, pero creo que de momento no existe esto con la relevancia geográfica que necesito.

El panorama de los medios individuales tampoco es genial. Muchos medios tienen unos RSS francamente nefastos. Además que cada vez más, al que prefiere usar varios medios, los pagos por medio no le salen nada rentables (al igual que nadie querría pagar una suscripción musical de cada major).

Como experimento, temporalmente estoy haciendo pruebas piloto con… ¡Microsoft News! El contenido promocionado es francamente indignante y la selección es bastante pobre, pero parece saciar temporalmente mis necesidades. Si miráis bien la URL, veréis que “internamente” es Bing, lo cual me ha llevado rápidamente a descubrir que Bing News parece estar cascado ahora mismo… Al menos tiene una consideración geográfica adecuada, es relativamente personalizable y no funciona mal.

Soy un ser determinista

Me recuerda un compañero que me repito más que el ajo:

Javi supongo que se refiere al periodo en que trabajábamos en una pequeña consultora que hacía desarrollos centrados en redes sociales que había desaparecido de mi mente. Ahora se me aparecen vagos recuerdos del que probablemente fue el inicio de mi descontento con las redes, en especial, Facebook.

He revisado un poco mis publicaciones recientes y extrañamente no he pontificado sobre estos temas últimamente por aquí, así que os fastidiáis.

No me las voy a dar ahora de haber acertado de pleno ni de ser un adelantado, después de todo sospecho que la cosa iba más por las APIs de Facebook (aunque recuerdo que me parecían de un REST ejemplar) y de sus oscuras reglas (bueno, ahí sí que DHH se ha dado cuenta tarde :). Pero sí me fascina mi determinismo en que al retomar la batalla una década después, me haya ido a exactamente la misma estrategia.

Francamente creo que en la comunicación unipersonal, es tan fácil enviar un e-mail (o incluso más fácil si queremos tener una conversación mínimamente elaborada) como usar la red social de turno para comunicarnos. Quizá perdemos la facilidad de que la conversación sea semi-pública, pero sinceramente, creo que salvo el bueno de Javi y yo, más gente (probablemente, sólo una, ciertamente 🙂 verá este post que el tuit de Javi. Y qué más da.

Para comunicación pública yo tengo mi blog, y creo que hoy en día siguen existiendo servicios gratuitos para ello más que potables. Perdemos la dopamina de los likes y los retuits y la madre que los parió, sí. Hoy en día el tema RSS ha perdido tanta inercia que parece que virtualmente nadie usa lectores de RSS, con lo que lo más probable que el tuit en el que enlazaré esta publicación tenga mucho más alcance que el post en sí.

Volviendo al mensaje de Javi, tiene más razón que un santo: “Hoy en día otras RRSS han ganado mucho terreno al e-mail, muy a nuestro pesar. Obviamente, no pinta bien.”. No pinta bien, pero resistid. No creo que nadie haya comenzado a usar un lector de RSS después de que dijera que mis tuits no iban a ser más que enlaces a este blog. No creo que vaya a causar un efecto de red perceptible, así que igual sólo estoy haciendo activismo de sofá. Yo voy a seguir mirándome el Fediverse, Lemmy, Mastodon, etc. y al menos me entretendré a ratos.

The New Economics for Industry, Government, Education

No sé dónde vi recomendado este curioso libro de William Edwards Deming, un sr. creo que desconocido para el gran público, pero famoso en círculos económicos y que al parecer podría ser el bisabuelo de todas las modas ágiles/lean/etc. que están en boga últimamente.

La redacción es lo que más llama la atención del libro. Deming no podría ser más imperativo y técnico, incluso dentro de lo que suele ser un libro técnico, y eso distrae.

El contenido del libro es interesante y aunque a veces parece sentido común, es de ese que no es tan común como debería. Sí que está formulado en unos términos pelín grandilocuentes (“The Deming System of Profound Knowledge”, vaya) y puede resultar un tanto reiterativo como otros tantos libros que nos venden una idea una y otra vez con distintos ejemplos.

Me es difícil decidir a quién recomendar el libro; supongo que a los que quieran profundizar en los orígenes de todo lo que vemos hoy en día, aunque quizá existan materiales más fáciles de leer y didácticos.