Sí, sigo usando una Blackberry

Hace eones apunte por aquí que me pasaba a Blackberry, esa compañía que en aquel momento estaba apunto de extinguirse y ahora lo está mucho más. Allí indicaba las razones por las que escogía y por qué en aquel momento estaba muy contento.

Sorprendentemente, y supongo que en gran parte porque me encanta llevar la contraria, un año después sigo muy contento.

Sí, es básicamente el teclado. Sigo detestando cada palabra que tengo que aporrear sobre un cristal; he usado iPads, iPhones y todo tipo de Androids esporádicamente y sigue siendo una experiencia frustrante. Es harto probable que haya un prejuicio ahí y que si me sumergiese en el mundo táctil, me acabaría acostumbrando; pero, ¿por qué debería someterme a tal tortura?

Indudablemente, la Blackberry tiene una larguísima lista de defectos, pero al fin y al cabo cubre mis necesidades a la perfección:

  • Puedo usar mensajería/redes sociales de todo tipo sin problemas; tengo los clientes que importan (Whatsapp, Twitter, Facebook, Google Talk y email) que funcionan perfectamente y que se benefician inmensamente del teclado
  • El navegador soporta el Google Reader de iPhone perfectamente, lo que cubre el 80% de mis necesidades de navegación (y en general me permite leer lo que quiero leer perfectamente adaptado a móvil desde el mismo Google Reader. La gente con feeds incompletos a veces me fuerza a ir a páginas que se le atragantan al navegador… no es frecuente pero sucede, pero se resuelve rápido con una estrellita). El resto, la mayoría del tiempo son sitios que tienen versión móvil (webs de noticias, Wikipedia, etc.).
  • GPS entre la app de Blackberry y la de Google es aceptable. El Google Maps de Blackberry tiene una búsqueda lenta y lamentable, pero se sobrevive
  • La cámara no es como para hacer fotografía profesional, ni mucho menos, pero lo suficiente como para sacarle fotos al gato y a las chorradas que uno ve por ahí
  • Es cierto, casi no hay apps, pero hay las que me importan (Tumblr, WordPress, cartelera, Endomondo, lista de la compra, …)
  • El frikismo ocasional (y gratuito) se ve complacido por poder tener un ssh como Dios manda y un teclado que permite meter símbolos, no-palabras y combinaciones de teclas que causarían frustración infinita en un teclado táctil

Además, la ergonomía no se limita al teclado. El trackpad es superior a la pantalla táctil para muchas cosas; copiar y pegar, darle a enlaces pequeños en páginas web, moverse por listas, etc. Los atajos de teclado y búsquedas incrementales son la guinda.

Por supuesto, si existiese un Android (e incluso un iOS, pero lo veo menos probable que suceda) con teclado y touchpad, que los aprovechase bien (i.e. que las aplicaciones y el sistema operativo tengan atajos de teclado y sean navegables por touchpad), cuya batería aguantase y que no tuviera serias incompatibilidades… Pues probablemente no dudaría en cambiar, pero de momento, sólo hay un fabricante que se dedica a este segmento; segmento que cada vez parece más pequeño y que me temo que acabe desapareciendo…

Un PC enchufado a la tele

Como todo buen informático que se precie, llevo un tiempo trabajando en un proyecto “PC enchufado a la tele”. Detallo aquí un poco mi montaje actual.

El punto de partida es uno de estos PCs pequeñitos con Atom. En mi caso escogí por disponibilidad un Giada SLIM-N10, con chipset Nvidia ION, que en teoría debería compensar la poca potencia del Atom para reproducir vídeo- dispone de descodificadores de vídeo que permiten reproducir ciertos formatos de vídeo por hardware, permitiendo ver vídeos 1080p suavemente.

A este aparato le añadí un pequeño dongle Bluetooth y un teclado inalámbrico Bluetooth para controlarlo. Adicionalmente, amplié mi red con un par de dispositivos Powerline (los más baratos que encontré, 50€ el par); mi red inalámbrica no llega muy bien a la zona del televisor y la antena del Giada parece ser bastante horrible; la conexión no era nada estable y el ancho de banda bastante lamentable- el powerline, aún en malas condiciones, me da entre 3-5 megabytes/s de transferencias sostenidas sobre NFS. Esto no siempre da para streaming perfecto, especialmente de vídeos en HD, pero al menos permite copiar un vídeo para reproducción local rápida e indoloramente. Añadimos también una sintonizadora USB barata.

Finalmente, conectamos el PC al televisor vía HDMI, lo que nos da 1920×1080 + audio y añadimos unos altavoces de escritorio conectados por jack de audio; esto nos da una segunda salida de audio que usaremos más adelante.

En el software, escogimos Mythbuntu. MythTV parece ser la solución estándar para mediacenter con TDT (XBMC tiene arreglos para reproducir TDT, pero no parecen muy soportados). Dado que MythTV no está en Debian, parece apropiado usar Mythbuntu para instalarlo sobre Ubuntu, pues parece bastante usado y con una buena comunidad detrás.

La instalación es indolora, lo único complicado fue la configuración de la sintonizadora, pues el modelo concreto que encontramos no está soportado directamente por Linux, pero existen instrucciones para hacerlo funcionar e integrarlo con DKMS (con lo que se actualiza automáticamente con las actualizaciones del kernel). Hace falta un poquito de trasteo con MythTV para que el audio vaya por defecto por la salida HDMI y no por la salida de audio estándar y que utilice el ION para tratamiento de vídeo.

A partir de aquí, añadimos MythWeb que nos da un interfaz web que permite ver la programación y programar grabaciones de programas con un interfaz muy práctico.

Otra funcionalidad que añadimos es un servidor de MPD. MPD es un reproductor de audio controlable por red, del que existen varios controladores; web, móvil, escritorio, etc. Configurándolo para que envíe su audio por la salida minijack, podemos encender los altavoces, usar nuestro PC/móvil/tablet para controlar la música sin tener que encender el televisor.

También configuramos Mame, un emulador de máquinas recreativas que pese a la limitada potencia del procesador Atom funciona bastante bien.

Otro añadido es configurar Flash para que utilice VDPAU, un interfaz que permite la reproducción de vídeo por hardware. Con esto, usando Chrome de escritorio podemos, por ejemplo, ver vídeos 1080p de Youtube suavemente; el teclado inalámbrico que usamos dispone de un minijoystick que podemos usar de ratón, con lo que podemos navegar sin mucho problema.

Cosas de futuro en las que hay que investigar más:

  • Un mando inalámbrico que permita jugar a Mame sin usar el teclado Bluetooth. Podemos usar el mando de la PS3, pero sólo por USB- inalámbrico vía Bluetooth parece complicado de configurar e impráctico (al encender el mando se enciende automáticamente la PS3, etc.)
  • Un mando a distancia “normal” para controlar MythTV
  • x2vnc/Win2VNC para usar un PC normal como teclado y ratón, truco muy chulo y conveniente

Minirreseña : Sansa Clip + 2GB

Tras un breve interludio, he podido recuperar la costumbre de escuchar música mientras trabajo. Raro que es uno, en vez de usar el ordenador donde trabajo o el móvil, me he decidido a comprarme un reproductor de MP3. Principalmente por:

  • No tengo ninguna radio portátil y me gusta escuchar Carrusel DeportivoTiempo de Juego. Puedo escucharlo en streaming con el móvil, pero sólo es viable cuando tengo wifi a mano y además, funde batería
  • La batería de la Blackberry me aguanta bastante (con un uso intenso he llegado a casa con un 50%), pero no me gusta despilfarrarla inútilmente
  • No me gusta tener mi colección de música en ordenadores ajenos

Con ello, me puse a buscar reproductores. Criterios:

  • Radio FM
  • 20GB+ de capacidad; paso de tener que seleccionar música
  • Debe poderse usar para almacenar ficheros arbitrarios (Zune 120 que me cedían, eliminado [nota: los iPod requieren el uso de iTunes para gestionar música, pero puedes usarlos como mass storage para guardar ficheros. El Zune, hasta donde yo he podido ver, no)
  • Conector estándar. Bonus si se enchufa sin cable (como una memoria Flash USB) [nota: podría considerarse que el conector de los iPod es estándar de facto]
  • Carga por USB
  • Sencillez de gestión. Tengo una máquina virtual con Windows, pero en general uso Linux. Usar cosas que se basan en protocolos cerrados no me gusta (puede funcionar ahora, pero igual mañana no). MTP me parece aceptable (aunque no le veo la utilidad y toca un poco las narices- pero al menos es un protocolo publicado). Zune fuera otra vez (usa un MTP especial sin documentar [y ni existen implementaciones alternativas]) y iPod (iTunes, simplemente di no).

Inicialmente pensaba que encontraría dispositivos que cumpliesen todo esto a porrillo, pero la verdad que al final tuve que irme al famoso Sansa Clip+ de 2GB con tarjeta MicroSD de 32GB. El aparato está por 36€ en amazon.es, junto con la tarjeta de memoria y gastos de envío se queda todo en unos 60€ (una auténtica ganga, en mi opinión).

El único requisito que no cumple es que tiene conector para cable MiniUSB cuando hubiera preferido que fuese “macho” y se pudiese conectar directamente a un puerto USB: posibilidad de gestionar música, ficheros y cargar sin tener que tener un cable a mano. Los cables MiniUSB son suficientemente comunes como para que no me parezca algo insuperable.

El funcionamiento del aparato es correcto- cumple las 15h de batería anunciadas con bastante precisión (me da para dos días sin cargarlo, pero mi intención es cargarlo mientras me voy a comer- al parecer las baterías de ion litio son amigas de las cargas frecuentes). El interfaz es de botoncitos con d-pad, todos muy correctos y se puede usar perfectamente dentro de un bolsillo (pausa, volumen, siguiente canción…), aunque lógicamente no es muy bueno para navegar (buscar un artista por nombre, por ejemplo, es un rollo en un d-pad; sería mejor algo “analógico” como la rueda de un iPod o una pantalla táctil). La funcionalidad de radio es un poco limitada (pocos presets, la navegación por presets es unidireccional).

En cualquier caso, el aparato cumple con su función más que aceptablemente y con fallos perfectamente tolerables.

El bonus es que es uno de los reproductores mejor soportados por Rockbox, un popular firmware para reproductores MP3. Este podría en principio corregir algún defectillo (supongo que la funcionalidad de radio será mejor) y mejorar el interface, a la par que ofrecer alguna funcionalidad extra (viene con bastantes juegos). Sin embargo, a pesar de que el proceso de instalación para sencillo y seguro, de momento no lo he intentado- igual cuando el aburrimiento se apodere de uno…

Dinosaurios que rondan la tierra

Acabo de poner un clavo más en el ataúd de una compañía canadiense de cuyo nombre nadie se acuerda.

Sí, he decidido pasar a la única alternativa más moderna a mi Symbian S60 (Nokia C5, del que ya hablamos aquí); una rompedora Blackberry Bold 9780 con el innovador Blackberry OS 6.

¿Por qué?, que diría un sabio portugués…

  • No me gustan las pantallas táctiles
  • Me ha salido por 140€ + puntos del outlet Vodafone (ya están agotadas), vs. los 289€ + puntos que cuestan el Desire, el Optimus 2x, el Galaxy S, etc. o la misma Bold sin oferta de outlet
  • Me gusta ser retrógrado
  • Me gustan las baterías que duran y duran
  • Capricho
  • … no me gustan las pantallas táctiles

Ahora, con el olor aún a nuevo, es el momento de dar las primeras apreciaciones.

La Blackberry me recuerda a mis Nokias. Usabilidad pulida a lo largo del tiempo. La interfaz de usuario podría calificarse de rudimentaria, pero está muy bien pensada, ejemplos:

  • El móvil es consciente de que está dentro de su funda. Podemos hacer cosas como cambiar las notificaciones según esté guardado o no, o configurar que nos muestre el último mensaje automáticamente al sacarlo de la funda
  • Led de aviso y dos botones estratégicamente situados para que no queden tapados por la funda
  • Muchos atajos de tecleo; por ejemplo doble espacio inserta punto-espacio y pone las mayúsculas. Podemos configurar sustitución de texto global para poder convertir “bb” en “BlackBerry” automáticamente en todas las aplicaciones. Alt+intro cambia el lenguaje de escritura.
  • Atajos lógicos de teclado por todos lados; tener un teclado físico hace que la mayoría de operaciones comunes estén a una pulsación
  • Aunque los sistemas de correo y mensajería instantánea (BlackBerry Messenger) están desactualizados en un par de aspectos, realmente son un ejemplo de libro de cómo deben implementarse estas dos funcionalidades- aunque por ejemplo, Whatsapp ya ha clonado lo más interesante de BBM (notificaciones de entrega). El resto de áreas, como calendario, contactos, etc. también son ejemplares.

Respecto al teclado y trackpad, aún no me he adaptado 100%. El mecanismo de entrada de acentos (pulsar y aguantar la letra en cuestión, mover trackpad para escoger acento) no me convence del todo, y la escritura predictiva… no es perfecta (sobre todo porque al escribir “si”, ¡”sí” está bastante abajo de la lista de sugerencias de completado!). Por tanto, escribir castellano y catalán “correcto” requiere un cierto esfuerzo. En mi opinión, el T9 es superior escribiendo a una mano- y siempre que no tengamos que alternar mucho de idioma. Comparado con las pantallas táctiles, sigo opinando que no hay color- en poco tiempo tecleo mucho mejor que tras bastantes intentos con un iPad, que debería tener una escritura táctil ejemplar y cuyo mayor tamaño debería hacerlo mejor que los móviles.

El trackpad tiene sus incidencias, pero en general es un mecanismo muy práctico para según qué cosas (seleccionar texto, por ejemplo), pero que obviamente no es ideal para tareas como moverse por un navegador.

El navegador, hablando del tema, sí, sigue siendo un problema. Se atasca bastante presentando páginas complejas, y se echa de menos la pantalla táctil, sí. Pese a ello, es perfectamente usable y las combinaciones de tecla (especialmente espacio y mayúsculas+espacio, que funcionan como en un navegador de escritorio convencional), compensan bastante la falta de uso “a dedo”. Personalmente, dado que mi requisito de navegación móvil número es Google Reader y que la versión de iPhone (no la bazofia de versión web móvil eestándar) funciona de maravilla en el navegador de la BlackBerry, estoy bien contento.

Más problemáticas:

  • Pese a que el interfaz es rápido en el 90% de las tareas, hay tareas específicas en las que sufre; instalar aplicaciones y el arrancado son particularmente sangrantes. Se nota que han optimizado todo lo optimizable, pero que el hardware no da más de sí
  • La cámara… es de 5 megapíxeles, pero poco más. Dado que yo soy incapaz de sacar una foto en condiciones con una buena cámara, flash y luz en abundancia… la verdad es que tampoco aprovecharía algo mejor
  • La batería no es fantástica… aguanta un día perfectamente, pero sospecho que no llega al segundo día de uso intenso sin cargar
  • La integración con GMail… de momento tiro con la estándar de BlackBerry para lectura de nuevos mensajes y la aplicación de Google para consultar mensajes antiguos. El problema es que con la función de correo estándar, los mensajes borrados fuera del móvil permanecen en el móvil, con lo que ocupan espacio si no los borramos una segunda vez. Aún tengo que encontrar la manera de trabajo idónea cuando estoy delante del ordenador.
  • Echo de menos una aplicación de mensajería instantánea como BBM o Whatsapp pero que pueda funcionar en el escritorio. Las notificaciones e integración con la agenda de ambos son muy útiles, pero no poder aprovechar el escritorio cuando está ahí… es un fallo

Aún así, de momento estoy plenamente contento con el aparatito. Creo que se merece la fama de artefacto adictivo y a su vez productivo… y además encaja bien en las idiosincrasias de uno… pero ya les contaré.

Reseña Nokia C5

Tras la muerte, resurrección y agonía de mi LG Viewty, que me hizo volver a mi querido y robusto Nokia 6234, decidí finlandizarme un poco más y hacerme con un Nokia C5El ruso ha hablado, al igual que GSMArena– ambos tienen fotos, detalles y cosas, pero me veo obligado a aportar mi granito de arena.

Para entrar en situación

  • Formato “candybar” con pantalla 240×320 de 2,2″ y teclado numérico
  • Cámara “full-focus” de 3,2MP con flash
  • 3,5G, pero no WLAN
  • Sistema Operativo Symbian S60 3.2
  • Radio, GPS, conector de audio 3,5mm, microUSB (admite carga por USB), microSD

Mi experiencia con la (supongo que inferior a la media) pantalla táctil del Viewty, me apetecían teclas físicas. Tras S40 y el límitado sistema operativo del Viewty, me apetecía algo más. Siendo un agarrado, me apetecía algo barato. Y sobre todo, quería algo ligero.

El C5 es quizá la versión moderna del 6234; mejor sistema operativo (S60 en vez de S40), mejor cámara (más MP, más flash), GPS… ¡y todo por un precio inferior! Respecto a los móviles de moda, el C5 aporta bajo precio (159€) combinado con sistema operativo medianamente avanzado y teclado físico- una combinación prácticamente inexistente en el mercado.

El móvil tiene un diseño sobrio, con un teclado numérico grande, una delgadez respetable y una construcción mayormente sólida, con un buen peso del aparato; la única nota discordante es que en mi ejemplar la tapa de la batería no encaja perfectamente y tiene juego, pero por lo demás, el móvil da sensación de calidad.

Lógicamente por este precio el móvil ha de tener limitaciones. La pantalla no es para tirar cohetes, echo en falta un teclado QWERTY y para navegar, no iría mal una pantalla táctil. S60 no es lo más estable del mundo y la batería no dura tanto como hacían pensar las reseñas.

Si no usamos datos, el móvil puede alargar su vida un par de días- con un uso ligero de internet (i.e. email, algo de navegación), podemos conseguir un día y medio. El GPS, la reproducción de audio y vídeo y un uso intensivo de internet (i.e. mensajería instantánea durante periodos prolongados) pueden hacer que se nos acabe la batería más rápido, pero aún así me parece que el C5 está un poco por encima de los teléfonos de moda que llegan a casa pidiendo la hora.

El uso del móvil es muy agradable. Si no fuera por una cierta inestabilidad, el móvil es muy ágil (tiene más procesador que un N97 y mueve una pantalla de menor resolución) y S60 es espartano y muy personalizable- en especial, los atajos de teclado que podemos tener con el teclado numérico son muy, muy útiles.

La entrada de texto cuenta con escritura predictiva T9, que funciona muy bien y además cuenta con dos cosas muy buenas:

  • Diccionario catalán
  • Idioma secundario- podemos definir un idioma secundario de entrada de texto y la escritura predictiva usará ambos diccionarios- dando preferencia al primario

Si bien parece que un teclado QWERTY decente (o incluso un SWYPE táctil) es lo mejor de lo mejor, gracias a esto y buenos atajos de teclado para introducir símbolos, el teclado numérico es bastante para casi todo. En particular, el lenguaje dual hace que sólo tengamos que tirar de escritura no predictiva para nombres propios.

El navegador está basado en Webkit, trae Flash y si bien no es muy rápido, funciona más que correctamente. A destacar que la versión móvil que nos ofrece Google Reader para este móvil es perfectamente utilizable. Los atajos de teclado no acaban de compensar la falta de pantalla táctil- es navegando donde más echamos de menos poder tocar los enlaces y desplazarnos a dedo.

El cliente de correo también es correcto, me permite sincronizar varias cuentas IMAP y trabajar con ellas decentemente. Aunque aparentemente Nokia ofrece correo push mediante Nokia Messaging, he sido incapaz de hacerlo funcionar. Hay un cierto “push” mediante (creo) IMAP IDLE que funciona cuando corremos la aplicación de correo (aunque sea en segundo plano).

La agenda de contactos está muy bien, se integra con Facebook y permite una sincronización bastante indolora con OVI, los servicios online de Nokia- se agradece poder gestionar y editar los contactos vía web en el PC. El calendario también sincroniza con OVI, pero echo en falta sincronización con Google Calendar que es el sistema que uso; estoy evaluando GoogaSync para compensar esto.

También viene una aplicación GPS, con mapas y navegación por voz para coche gratuitos.  Funciona bastante decentemente, aunque supongo que la falta de pantalla táctil y la minipantalla juegan bastante en su contra para su uso para conducción. También podemos poner Google Maps y disfrutar del Street View (aunque aún no le hemos encontrado mucha utilidad).

Luego vienen un puñado de aplicaciones para redes sociales y similares- en realidad sólo he probado la de Facebook, que es correcta.

En el aspecto multimedia, hay un reproductor de MP3 normalillo, pero que gracias a la presencia del jack de audio de 3,5 es bastante útil, al igual que la radio que cuenta con RDS. También podremos reproducir vídeos, aunque queda al criterio de cada uno si vale la pena dado el tamaño de la pantalla.

La cámara es decente y cumple lo que le pido- poder sacar fotos de las cosas curiosas con las que me voy tropezando para meterlas en este blog; ni más, ni menos.

En cuanto a aplicaciones Symbian, de momento estoy usando:

  • Sports Tracker, que uso cuando corro y ando para grabar las rutas y tiempos
  • PuTTY for Symbian OS, un cliente de SSH más que aceptable para Symbian. Pese a la falta de teclado QWERTY, es sorprendentemente usable
  • Fring, un cliente de mensajería (MSN, Google Talk, etc.), con anuncios y no 100% estable, pero que funciona más o menos bien. Permite unificar varios contactos de diferentes protocolos, lo cuál es bastante práctico. La alternativa es Nimbuzz, que no permite esta unificación pero que soporta mensajería de Facebook, o el sistema OVI que aún no he conseguido hacer funcionar
  • Frodo, un emulador de C64 bastante curioso que me debería servir para suplir la falta de juegos para S60
  • Custom Dictionary, un útil programa de los Nokia Beta Labs que permite editar las palabras que añadimos al diccionario T9- algo que siempre se echa en falta en otros móviles cuando añadimos palabras incorrectas al diccionario, algo muy molesto
  • Nokia Energy Profiler, una curiosa aplicación de Nokia para ver cómo está consumiendo el móvil- en el que se descubre que el móvil aguantaría meses sin necesitar de carga si no fuese por las conexiones a red.

En definitiva, un móvil barato al que le podemos exprimir bastante (email, web, multimedia, GPS), siempre inferior a los modelos más lujosos pero compitiendo en cuanto a calidad/precio. Gustará especialmente a los fans de Symbian y detractores de las pantallas táctiles, así como los que miran más el precio.