Ella está ahí

Ayer nos fuimos a ver “Her”, la supuesta comedia romántica de chico conoce a inteligencia artificial que está arrasando con la crítica y llevándose un buen puñado de galardones.

La peli va de eso, de Theo (Joaquin Phoenix), un depresivo escritor de cartas íntimas que se instala una inteligencia artificial con la que va intimando a lo largo de la película. Se trata de la cuarta película de Spike Jonze (¡sí, sólo cuarta!), un especialista en virguerías visuales (véanse sus videoclips para Bjork) que dio el salto al cine con la rarísima Cómo Ser John Malkovich cuya particularísima premisa desembocaba en una cinta más que sorprendente.

Her parece ir con derroteros similares- su idea inicial no es tan original (vaya, ha sido hasta el argumento de un episodio de Big Bang Theory) pero tiene un obvio potencial del que aún se pueden sacar unas cuantas películas interesantes. Lamentablemente, mientras que anteriormente Spike contaba con Charlie Kaufman para el guión de Malkovich, en Her se lanza a escribir su primer guión y, en mi opinión, fracasa estrepitosamente. Una lástima, dado que Kaufman fue el guionista de la impecable Olvídate de Mi, y uno no se imagina hasta dónde había podido llevar esta cinta.

Her malgasta su premisa interesante más que nada porque… no sabe qué hacer con ella. El drama y el conflicto vienen y van caprichosamente y sin explicación. Las cosas pasan un poco porque sí, de una manera inconexa e incoherente, torpemente introduciendo situaciones y diálogos que esporádicamente funcionan, pero que no cuajan en ningún momento, dejando un argumento completamente artificioso y torpe.

Esto lastra la película mortalmente- el resto de sus virtudes y defectos son bastante irrelevantes. Joaquin Phoenix sostiene bien la película a pesar de que su mostacho está en primer plano algo así como el 75% del metraje. Pese a lo caricaturescamente patético que pintan a su Theo, aguanta bien el tipo y no pierde la credibilidad más que en un par de ocasiones (y vaya, a todos nos pone muy nerviosos las actualizaciones del sistema operativo). No oímos a Scarlett, sino a su dobladora, que no creemos que le ande muy a la zaga- Samantha pese a ser una voz incorpórea es un personaje perfectamente creíble sólo lastrado por los volantazos que tiene que dar para seguir el irregular guión.

La factura de la película es más que correcta- gran parte de la película es el anuncio de Apple más largo de la historia, que posiblemente ayudará a algunos a comprender por qué los usuarios de iPhones y demás están tan enamorados de sus aparatitos; puede gustar o no gustar pero innegablemente está todo muy bien hecho. La peli recuerda a ratos a Lost in Translation, la mencionada Olvídate de Mi y otros pelotazos del cine moderno, y evoca cuando debe evocar- soledad, amor y desamor son sensaciones que la peli consigue transmitir a través de imágenes, una virtud más que valorable y no tan habitual como debería.

Lamentablemente, como dijimos, todo esto da igual por lo chapucero del argumento- la peli plantea preguntas interesantes, pero lamentablemente las responde (cuando podría no hacerlo) de una manera bastante pobre, y la peli vaga sin rumbo de una manera que al que escribe se le hizo interminable mientras pensaba qué podría haber hecho un buen guionista con ella.

En definitiva, para mi, sobrevaloradísima (venga hombre, ¿nominada a tres Globos de Oro y se lleva precisamente sólo el de mejor guión?) pero bueno, habrá quien la disfrute.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *